Punto MC-9: Las Actividades del General Ralph Eberhart durante los
Punto MC-9: ataques del 11-S

<< Punto anterior, Siguiente punto >>

Introducción
NORAD es la agencia militar estadounidense-canadiense responsable de defender el espacio aéreo de América del Norte. Durante el 11-S el protocolo operativo tradicional no fue observado – en lo referente a los aviones que deben interceptarse si se desvían de sus cursos, apagan sus transpondedores o pierden de forma permanente el contacto radial.

Como Comandante en Jefe del NORAD durante los eventos del 11-S, el General Ralph E. “Ed” Eberhart fue en última instancia el responsable de la totalidad de las fallas cometidas por el NORAD el 11-S – y lo más grave aún, la falla en interceptar los aviones de línea antes de que éstos pudieran impactar con las Torres Gemelas y el Pentágono. El cuarto avión de línea, el United 93, reportado como dirigiéndose a la capital de la nación, pudo haber sido derribado por el NORAD, aunque el NORAD niega esta posibilidad.

De esta manera, la versión oficial, en cuanto a la participación del NORAD, es que fallaron por completo en interceptar a los aviones de línea secuestrados en esa fecha. A pesar del desastroso e incompetente desempeño del NORAD bajo las órdenes del General Eberhart, éste jamás fue responsabilizado por ello, siquiera criticado. Incluso, fue promovido poco después de los acontecimientos del 11-S y hasta tratado como un héroe. [1]

El Gral. Eberhart no escribió reporte alguno de sus actividades durante el 11-S, si lo hicieron el Gral. Richard Myers y el Gral. Henry Shelton. Más aún, la actuación de Eberhart rara vez fue discutida por la Comisión del 11-S. Por esta razón poco se ha sabido sobre sus movimientos en esa fecha. No obstante, los medios de comunicación aportaron suficiente evidencia para ser incorporada a la historia oficial.

La Versión Oficial
  • “En la mañana del 11-S, el General Eberhart se encontraba en su oficina de los cuarteles generales … a escasos 30 minutos de distancia de la Montaña Cheyenne, en donde se localiza el centro de operaciones.” [2]
  • Eberhart recibió una llamada del Director Comandante (CD) del CMC (Centro de Operaciones de la Montaña Cheyenne) a las 6:45 AM MDT (Hora Diurna de la Montaña), siendo informado de los hechos suscitados en ese momento en relación al supuesto secuestro del avión en la Costa Este. Fue asimismo advertido de que no se trataba de un ejercicio militar. Luego se dirigió a su oficina donde pudo ver la explosión del World Trade Center en la emisión televisiva de CNN. [3]
  • En ese preciso momento Eberhart percibió “al sistema sumido en un caos”. (Esto fue corroborado por el Teniente General canadiense Rick Findley, Director del Equipo de Batalla del Centro de Operaciones de la Montaña Cheyenne, quien más tarde sostuvo ante la Comisión del 11-S que luego del segundo ataque a las Torres Gemelas, sobrevino “confusión acerca de cuántos y cuáles aviones habían sido secuestrados.” [4]) Cuando Eberhart tomó conocimiento del segundo ataque al World Trade Center, le pareció obvio que asistíamos “a un ataque terrorista coordinado.” [5]
  • Eberhart intentó contactar al Presidente del Estado Mayor Conjunto, General Henry Shelton, pero le fue imposible, Shelton se hallaba volando rumbo a Europa para asistir a una conferencia de la NATO. [6]
  • Seguidamente Eberhart contactó al Presidente Interino del Estado Mayor Conjunto, General Richard Myers, quien estaba reunido en Capitol Hill con el Senador Max Cleland. El llamado de Myers se produjo entre las 9:03 y las 9:30 AM, por lo tanto, antes del reporte del ataque al Pentágono, ocurrido aproximadamente a las 9:37 AM. [7]
  • Eberhart informó a Myers sobre la crisis, que las Torres Gemelas estaban siendo atacadas, que el NORAD iba … en respuesta, y que operaba conjuntamente con la FAA para hacer que todos los aviones no militares aterricen. [8] Según Myers, Eberhart confesó la presencia de “varios códigos de secuestro en el sistema”, [9] lo que sugería “que los transpondedores en los aviones habían contactado con tierra, y decían … estamos siendo secuestrados.” [10]
  • Eberhart manifestó a continuación su intención de permanecer en el Edificio 1 de la Base Aérea Peterson –los cuarteles generales del Mando Espacial de la Fuerza Aérea (del que también es comandante)- para “poder permanecer en contacto”. Sin embargo, prefirió ir conduciendo en automóvil hasta el Centro de Operaciones del NORAD en la Montaña Cheyenne, partiendo a las “9:30 EDT (o 7:30 MDT) aproximadamente”, poco después de su conversación con Myers. La respuesta dada para justificar tal dilatorio viaje en semejante crisis, fue: “las cosas se habían calmado” y el Centro de Operaciones “tiene mejores capacidades de comunicación que las de Peterson.” [11]
  • Si bien para la Comisión del 11-S el viaje en automóvil de 12 millas normalmente lleva “escasos 30 minutos” de manejo, a Eberhart le tomó 45 minutos. Como informó el Washington Post, el viaje puede “llevar su tiempo si el tráfico es malo.” [12] Más tarde fue reportado, que Eberhart durante este período, dada la imposibilidad de mantenerse en contacto, “no pudo recibir llamadas telefónicas pues los oficiales senior evaluaban la manera de responder”, [13] y que “perdió una llamada de celular con el Vicepresidente Dick Cheney.” [14]
  • A las 9:49 AM Eberhart, durante la conferencia telefónica en que expuso la amenaza al Pentágono, ordenó a “todas las aeronaves que custodian el espacio soberano dirigirse a sus estaciones de batalla, completamente armadas.” [15]
  • La Comisión del 11-S preguntó a Eberhart por qué, después de saber que había un ataque organizado contra el país, no implementó el plan llamado SCATANA (Control de Seguridad del Tráfico Aéreo y Aeronavegación), pudiendo haber sacado de circulación a todos los aviones comerciales del espacio aéreo de los EE. UU, con lo que los militares hubiesen tenido el control total del mismo. Eberhart explicó que, con los radares que disponía el NORAD no hubiese sido posible “controlar el espacio aéreo ese día”, y que si el SCATANA hubiese sido implementado inmediatamente, hubieran surgido aún más problemas. En respuesta a quienes desde el NORAD le aconsejaban que lo implementase inmediatamente, Eberhart respondió: “Voy a ejecutar el SCATANA una vez que ustedes tengan un SCATANA modificado para evitar que empeore una situación ya de por sí mala.” Recién dos horas después de que el segundo avión impactara con el WTC, Eberhart estuvo en condiciones de ejecutar el SCATANA modificado. [16]
La Evidencia Revisada

Un examen de la evidencia muestra que Eberhart, en vez de ser “un héroe del 11-S”, es más bien todo lo contrario. Esta evidencia se puede dividir en dos categorías:

  1. Eberhart hizo varias declaraciones contradictorias y poco convincentes.
  2. Eberhart produjo dilaciones debido a sus acciones y omisiones.

1. Eberhart hizo varias declaraciones contradictorias y poco convincentes.

La versión oficial sobre Eberhart incluye los siguientes elementos, tratados según el orden en que aparecen en la síntesis mencionada precedentemente:

  • Eberhart dijo que primeramente intentó contactar al Gral. Shelton, tomando recién entonces conocimiento que éste encontrábase camino a Europa. Dado que el viaje de Shelton había sido planeado desde hacía ya tiempo, la excusa de su ignorancia sobre el viaje y la ausencia de su inmediato superior (el Presidente del Estado Mayor Conjunto) no es creíble.
  • Eberhart dijo haber llamado al Gral. Myers mientras éste se hallaba en Capitol Hill, pero como fue demostrado en el Punto de Consenso del 11-S acerca de Myers, [17] esto era falso.
  • Aunque Eberhart reportó que los aviones de línea secuestrados, usaron el código de secuestro y hablaron con tierra, esta afirmación es uno de los mayores problemas que suscita el reporte oficial, contradicho por la pasividad de los ocho pilotos quienes jamás activaron el código de secuestro en ninguno de los aviones. [18]
  • Aunque Eberhart justificó su trayecto en automóvil hasta el Centro de Operaciones argumentando “que las cosas se habían calmado”, dos aviones secuestrados se hallaban todavía en el aire (lo que se infiere cuando menciona los códigos de secuestro).
  • Si había una razón valedera para tomar la decisión de trasladarse al Centro de Operaciones, bien podría este haberse dirigido rápidamente en helicóptero (en vez de perder 45 minutos o más conduciendo su automóvil). [19]
  • Aunque Eberhart afirmó que le fue imposible comunicarse por celular durante su viaje en auto, a las 9:49 AM (7:49 de Montaña) fue reportado que ordenó –por medio de una conferencia de emergencia- a los pilotos interceptores dirigirse a sus puestos de combate. [20]
  • Aunque el término “puestos de combate” suena como una acción efectiva, en realidad significa que los pilotos aguardan en sus jets con los motores apagados, sin posibilidad de despegue inmediato. [21]
  • Eberhart dijo que no implementó inmediatamente el SCATANA para no empeorar las cosas, afirmación poco creíble por ser precisamente el SCATANA un procedimiento creado para emergencias, teniendo en cuenta que el SCATANA debería haber estado modificado y acondicionado, especialmente dada la circunstancia de que el NORAD se encontraba haciendo en ejercicios militares en ese preciso momento, incluyendo un simulacro de choque de un avión contra un rascacielos de Manhattan. Además según los mismos oficiales del NORAD que urgieron a Eberhart a la implementación del SCATANA, no había problema alguno para ejecutarlo tal cual estaba.

Queda expuesto que el reporte oficial sobre Eberhart contiene inexactitudes, afirmaciones extraordinarias, y acciones u omisiones por medio de las cuales la intercepción de los vuelos secuestrados fue demorada.

2. Eberhart produjo dilaciones debido a sus acciones y omisiones.

Hubo además irregularidades adicionales por parte de Eberhart en cuanto a su proceder, omisiones y afirmaciones.

  • Es un procedimiento de operaciones estándar del NORAD el interceptar un avión si es que éste ha perdido radio contacto, apagado su transpondedor o desviado su curso. Eso ocurrió en los cuatro vuelos del 11-S y aún así, el NORAD, bajo las órdenes de Eberhart, no interceptó ninguno de estos vuelos. [22]
  • El NORAD presentó un informe en el 2001, justificando las razones por las que no interceptó los vuelos, afirmando que si bien el NORAD estaba enterado de los secuestros y trató de interceptar los aviones, no pudo llegar a tiempo. [23] El NORAD contó dicha versión desde el 2001 al 2004. Pero posteriormente en un reporte de la Comisión del 11-S ofreció una versión totalmente distinta, en la que afirma que (1) fue la FAA quien no alertó al NORAD sobre el vuelo American 11 hasta que era demasiado tarde para que los jets lo interceptaran, y que (2) recién advirtió sobre los otros tres vuelos una vez que hubieron hecho impacto. [24]
  • En cuanto al vuelo American 77 (que impactara con el Pentágono), Eberhart y la Comisión del 11-S sostuvieron que el NEADS [Northeast Air Defense Sector] nunca recibió noticias acerca del secuestro de dicho avión [25] Pero si esto hubiese sido cierto, ¿por qué Eberhart, seis semanas luego de los ataques, informó al Senado de los EE. UU. que el NORAD hizo despegar a los jets a las 9:24 AM, luego de haber sido notificado que el avión de American 77 secuestrado, se dirigía hacia Washington? – agregando que esto constituía una notificación documentada? [26] ¿ Acaso el informe del 2004 significa que los dichos de Eberhart en 2001 al Senado fueron falsos? ¿O acaso significa que la FAA mentía al afirmar enfáticamente haber compartido “información real” con el NORAD y el Pentágono sobre “todos los vuelos de interés incluyendo el vuelo de American 77?” [27]
  • Con relación a los motivos de esta nueva versión: la Comunidad Investigadora del 11-S demostró que el primer informe del NORAD no lo exime de responsabilidad en cuanto a su proceder, pues hubo tiempo suficiente para interceptar los aviones de línea antes de que las Torres Gemelas y el Pentágono fuesen colisionados. En junio del 2004, mientras la Comisión del 11-S preparaba su reporte, Eberhart señaló este punto de vista como correcto – “dado que si el NEADS hubiese sido alertado sobre los vuelos cuando la FAA dijo que lo hizo, su gente hubiese podido derribar los tres aviones – los cuatro aviones.” [28]
  • Cuando Eberhart fue entrevistado en marzo del 2004 por la Comisión del 11-S, [29] afirmó “no tener conocimiento de las circunstancias” que motivaron el despegue de los aviones de combate a las 9:24 AM desde Langley. Habiendo tomado conocimiento que el NEADS hiciera despegar aviones de caza en respuesta a un reporte falso –mencionando al American 11 (que chocara contra el WTC) como todavía en el aire y dirigiéndose a Washington DC –, Eberhart dijo haberse enterado de la falsedad de este reporte solo “recientemente”. [30] Parece increíble que el comandante del NORAD no hubiese estado al tanto de cuales aviones caza despegaron en ese entonces luego de transcurridos dos años y medio de los ataques.
    Eberhart tenía la responsabilidad de activar la alerta máxima del INFOCON, que defiende de ataques a las redes de comunicación del Pentágono. Sin embargo solo 12 horas antes de los ataques, el INFOCON fue reducido a su nivel de menor protección y no levantado hasta después del segundo ataque al WTC. [31]
  • Eberhart estaba también a cargo de varios ejercicios militares del NORAD (“juegos de guerra”) que tomaron lugar durante el 11-S, tal como el “Guardián Vigilante”, que montaba un escenario en el que los terroristas secuestraban un avión de línea con el objetivo de atacar la ciudad de Nueva York. Este ejercicio desarrollaba “un simulacro en vivo”, en el que los secuestros simulados se insertan en vivo en el circuito activo del sistema de control del tráfico aéreo. De esta manera, el personal del NEADS fue por algún tiempo presa de la confusión en relación a si las huellas del radar eran reales o simuladas.
    De acuerdo al testimonio de Eberhart, recién después del segundo ataque al WTC, poco después de las 9:00 AM, se dio cuenta que “un ataque terrorista coordinado” se estaba llevando a cabo. Eberhart era el principal responsable de proteger Canadá y EE. UU. de eventuales ataques y sin embargo permitió que los juegos de guerra (prácticas militares) continuasen hasta pasadas las 10:00 AM.
    Incluso, el personal de radar en Cheyenne requirió al NEADS “liberarse del maldito simulacro.” Según surge de una entrevista de la Comisión del 11-S con el Teniente General canadiense Rick Findley, Director de Batalla del Centro de Operaciones de la Montaña Cheyenne, en la mañana del 11-S, luego del segundo ataque hubo “confusión en relación a cuántos, y cuáles aviones habían sido secuestrados.” [32] A pesar de ello, el simulacro continuó ejecutándose hasta un rato después del ataque al Pentágono (9:37 AM). Cuando fue cuestionado por la Comisión del 11-S sobre el impacto en los ejercicios militares, Eberhart falsamente sostuvo: “a lo sumo nos demoró 30 segundos.” [33]
  • El investigador y reportero Michael Kane de Prensa Global Libre, estuvo presente en una Audiencia de la Comisión del 11-S, y reportó: “Pregunté al General Eberhart después que prestara juramento, ¿quién estaba a cargo de coordinar los múltiples ejercicios de guerra que tuvieron lugar el 11-S ? Él respondió: ‘Sin Comentarios’.” [34] Aún así, el Teniente Coronel Dawne Deskins del Sector Noreste de la Defensa Aérea (NEADS) dijo a la Comisión que, “Los ejercicios que se diseñan a nivel del NORAD son creados en reuniones de planificación. Los ejercicios de planificación son mayormente pergeñados y dirigidos desde Peterson”, que es donde el General Eberhart se hallaba a cargo. [35]
Conclusión

Eberhart hizo muchas declaraciones ostensiblemente falsas y otras al menos improbables, entre ellas:

  • Que tomó la decisión de conducir hasta el Centro de Operaciones porque “las cosas se habían calmado”;
  • Que los pilotos de las líneas aéreas habían activado el código de secuestro;
  • Que no pudo usar su teléfono celular durante su viaje en automóvil al Centro de Operaciones;
  • Que los ejercicios militares hubiesen retrasado al NEADS no más de 30 segundos;
  • Que sólo “recientemente” tomó conocimiento que el despegue de las 9:24 AM, estaba basado en un falso reporte sobre el American 11;
  • Que haya llamado al General Myers mientras el mencionado estaba en Capitol Hill.

Eberhart también generó demoras a través de su accionar y sus omisiones:

  • Reduciendo el Infocon a su mínimo nivel de protección;
  • Tardando 45´ o más en conducir hasta el Centro de Operaciones con un celular que técnicamente no funcionaba (lo que significa que Eberhart – tanto como Bush, Cheney, Rumsfeld, Myers, Shelton, y Winfield – estuvieron incomunicados durante los ataques);
  • Ordenando a los pilotos interceptores dirigirse a sus “puestos de combate”, lo que significa que estos esperaron en sus aviones con los motores apagados, demorando el despegue inmediato;
  • Al dilatar la implementación del SCATANA hasta luego de finalizado los ataques;
  • Al combinar múltiples prácticas militares para el mismo 11-S con al menos una de ellas como “simulacro en vivo”, dilatando la orden del cese inmediato de los confusos “simulacros” hasta luego del ataque al Pentágono.

Finalmente, al acordar con la afirmación de la Comisión del 11-S de que la línea de tiempo argumentada por el NORAD era falsa, insinuando que los militares (bajo su mando) dieron una versión apócrifa.

En suma, Eberhart no realizó procedimiento efectivo alguno durante los secuestros del 11-S – a pesar de hallarse en teleconferencia militar mientras estos secuestros estaban en progreso – salvo para demorar las respuestas.

Considerable cantidad de evidencia expone a Eberhart haciendo abandono de su deber. [36] Una investigación formal debería llevarse a cabo para establecer si es factible arribar a otra conclusión.

<< Punto anterior, Siguiente punto >>

Referencias para el Punto MC-9
Gerry J. Gilmore, “Eberhart Tabbed to Head U. S. Northern Command [Eberhart Señalado como Jefe del Comando Norte de EE. UU.]”, Servicio de Prensa de las Fuerzas Militares Americanas, mayo 8, 2002; Northern Command (NORTHCOM; Comando Norte de EE. UU.) es considerada la “principal organización de defensa de la patria”; NORAD y USNORTHCOM Asuntos de Interés Público (Public Affairs); “NORAD and USNORTHCOM rinde honores a los héroes del 11-S”, octubre 15, 2012.
Reporte de la Comisión del 11-S, nota 228 en la pág. 468.
“Memorandum para el Archivo: Entrevista con el CINCNORAD (Comandante en Jefe del NORAD), General Edward ‘Ed’ Eberhart”, Comisión del 11-S, marzo 1 2004, pág.4.
“Memorandum para el Archivo: Entrevista al Comandante Interino del NORAD, Teniente General Rick Findley, Fuerzas Canadienses (CF)”, Comisión del 11- S, marzo 1, 2004, pág 3.
Ibid., pág 2.
Ibid., pág 4.
El General Myers confirmó que poco después de la llamada de Eberhart el Pentágono fue impactado, mientras él estaba en su camino de vuelta allí. Fuente de Información: Panel I, Día II de la Doceava Audiencia Pública de la Comisión Nacional de Ataques Terroristas a los Estados Unidos. Presidida por Thomas Kean, Presidente, junio 17, 2004.
Richard Myers (con Malcolm McConnell), “Eyes on the Horizon: Serving on the Front Lines of National Security [Ojos en el Horizonte: Sirviendo al Frente de la Seguridad Nacional]” (New York: Threshold Editions, 2009), 9.
“Richard Myers, Entrevista por Jim Miklaszewski”, NBC News, setiembre 11, 2002; Myers, Eyes on the Horizon (Ojos en el Horizonte), pág 9.
Memorandum para el Archivo: “Entrevista al CINCNORAD”, marzo 1, 2004.
Reporte de la Comisión del 11-S, 465; T. R. Reid, “Military to Idle NORAD Compound [Militares contra la inoperancia del NORAD]”, Washington Post, 29 de julio 2006.
Bruce Finley, “Military to Put Cheyenne Mountain on Standby [Los Militares Ponen a la Montaña Cheyenne en Standby]”, Denver Post, julio 27, 2006.
Reporte de la Comisión del 11-S,42; Pam Zubeck, “Cheyenne Mountain’s Fate May Lie in Study Contents [El Futuro de la Montaña Cheyenne Depende de los Contenidos de las Investigaciones]”, The Gazette, junio 16, 2006; Lynn Spencer, “Touching History: The Untold Story of the Drama That Unfolded in the Skies Over America on 9/11 [Una Historia Conmovedora: El Drama No Contado que Tuvo Lugar en los Cielos de América el 9/11]”, (New York: Free Press, 2008), 240.
Reporte de la Comisión del 11-S, pág. 38 (pdf- pág. 55), 463.
William B. Scott, “Exercise Jump-Starts Response to Attacks [Ejercicios de Arranque en Respuesta a los Ataques]”, Aviation Week & Space Technology, junio 3, 2002; Comisión del 11-S, mission, Doceava Audiencia Pública, junio 17, 2004; Spencer, Touching History (Una Historia Conmovedora), pág. 269.
Panel de Consenso del 11-S, Punto MC-6: (not yet translated)“Las Actividades del General Richard Myers durante los Ataques del 11-S.”
Panel de Consenso del 11-S, Punto Flt-1: “Controversia en relación a los aviones secuestrados”.
“Ninguna razón jamás fue dada (o pedida) en cuanto a los motivos por los cuales Eberhart no voló directamente desde Peterson al CMOC, haciendo uso de la pista para helicópteros”, Kevin Ryan, “The Case Against Ralph Eberhart, NORAD’s 9/11 Commander [El Caso Contra el Comandante del NORAD del 11-S, Ralph Eberhart]” enero 12, 2013.
Reporte de la Comisión del 11-S, pág. 38 (pdf- pág. 55), 463.
Leslie Filson, “Air War Over America: Sept. 11 Alters Face of Air Defense Mission [Batalla Aérea sobre América: 11-S Cambia la Cara de la Misión de la Defensa Aérea]”, (Tyndall Air Force Base: 1st Air Force, 2003), pág. 55; Lynn Spencer, Touching History, pág. 27.
Bob Arnot, “What Was Needed to Halt the Attacks? Cockpit Security, Quick Response Not in Evidence Tuesday [¿Cómo podían haberse detenido los ataques? Seguridad de Cabina, el Martes no hubo evidencia de respuesta rápida]”, MSNBC, setiembre 12 2001.
NORAD, “NORAD’S Response Times, Sept. 11, 2001”, setiembre 18, 2001.
Reporte de la Comisión del 11-S, pág. 18-30 (pdf-p. 35-47).
Reporte de la Comisión del 11-S, pág. 34 (pdf-p. 51).
FAA Communications with NORAD on September 11, 2001: FAA clarification Memo to 9/11 Independent Commission, May 22, 2003 [Comunicaciones de la FAA con el NORAD durante el 11 de setiembre, 2001: FAA Memo de Aclaración 9/11 Comisión Independiente , mayo 22, 2003]”, publicado por la 911Truth.org, agosto 12, 2004.
1st Fighter Wing History Excerpt [Primer Breviario Histórico de Aviones de Combate]”, julio a diciembre del 2001: 61.
Comisión del 11-S “Memorandum para el Archivo, Entrevista con el Comandante Interino, Teniente General Rick. Findley, Fuerzas Canadienses (CF)”, marzo 1, 2004, pág. 3.
Vigilant Guardian 01-02 Planning Document (Guardián Vigilante 01-02 Planificación Documentada);”
‘Real-World or Exercise’: Did the U. S. Military Mistake the 9/11 Attacks for a Training Scenario? [‘Ejercicio o Ejecución Real’: ¿Los Militares de los EE. UU. Confundieron los Ataques del 11-S con un Escenario de Entrenamiento?]”, Shoestring 911, marzo 22, 2012;
‘Let’s Get Rid of This Goddamn Sim’: How NORAD Radar Screens Displayed False Tracks All Through the 9/11 Attacks [‘Saquémonos de Encima este Maldito Simulacro’: Cómo las Pantallas de Radares del NORAD Mostraron Pistas Falsas Durante los Ataques del 11-S]”, Shoestring 911, agosto 12, 2010;
9/11 Commission, Twelfth Public Hearing (Comisión del 11-S, Doceava Audiencia Pública), junio 17, 2004;
Panel de Consenso del 11-S, Punto ME-2: (not yet translated:) “La Afirmación de que los Ejercicios Militares No Retrasaron la Respuesta a los Ataques del 9/11”.
Kane habló con Eberhart después de la Doceaba Audiencia Pública de la Comisión, junio 17, 2004. Fuente de Información: Don Jacobs, “The Military Drills on 9-11: ‘Bizarre Coincidence’ or Something Else? [Los Ejercicios Militares durante el 9-11: ¿Coincidencia Bizarra o Algo Más?]” Ref. Paul Zarembka, ed., “The Hidden History of 9-11-2001 [La Historia Escondida del 9-11-2001]”, Elsevier, 2006, pág. 129.
Entrevista de la Comisión del 11-S al Ten. Cor. Dawne Deskins, del Sector Norte de la Defensa Aérea (NEADS) visita de campo, octubre 30, 2003, pág. 3.
El abandono del Deber es una ofensa específica bajo el Código de los Estados Unidos Título 10.892, Article 92, y se aplica a todas las áreas de la milicia de los EE. UU. Un miembro en servicio que hace abandono de su deberes intencionalmente y se rehúsa a cumplir con su mandato y se maneja con negligencia (como cuando Eberhart decidió demorarse conduciendo). El artículo 92 se aplica a aquellos miembros en servicio, cuyos actos u omisiones se eleven al nivel de conducta negligente y criminal (“Dereliction of duty [Abandono de Deber]”, en.Wikipedia, dato ingresado en agosto 2014).

 

Comments are closed.